“La tifoidea casi acaba con mi vida, pero la combatí con un tratamiento natural a base de la Tintura de Yerbas y ahora estoy completamente sana”.- Lucina Villegas, 70 años

Por: Claudia M. Ramírez

Lucina Villegas, 70 años. Veracruz, Veracruz.

La fiebre tifoidea es una enfermedad causada por la ingesta de alimentos o agua contaminados con la bacteria Salmonella Typhi, que si no es tratada a tiempo puede ser mortal.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de 20 millones de personas contraen la fiebre tifoidea a nivel mundial, de las cuales 128 mil a 161 mil mueren a causa de este padecimiento.

Tan solo en México, la Secretaría de Salud informó que se registraron 34 mil 941 casos de fiebre tifoidea en 2018, entre los cuales se encuentra la señora Lucina Villegas, quien el año pasado fue víctima de esta grave enfermedad y tras varios tratamientos médicos fallidos, optó por probar un remedio 100% Natural, la Tintura de Yerbas del Dr. Javier. A. Gómez de Alecos,  que le ayudó a superar esta grave enfermedad y vivir para contar su experiencia.

Buenas tardes, señora Lucina. ¿Cómo empezaron sus problemas de salud?

“En agosto del año pasado comencé con temblor en todo el cuerpo, yo me echaba la culpa pensando que era por andar en el sol, pero a los pocos días, los temblores en mi cuerpo ya eran más fuertes, me daba mucho frío y tenía la temperatura muy alta.

“Me llevaron a un doctor de similares, ahí me dieron medicamento, lo tomé, pero yo seguía igual. De ahí me fui al Seguro porque no me componía, me dieron más medicina, regrese a mi casa y seguía peor: temblaba mucho, bajé más de 10 kilos ya que no podía comer nada porque todo lo vomitaba, tenía un vómito horrible de color verde y por lo mismo no podía contener la medicina que tomaba”.

¿Recuerda qué medicamentos tomó? 

“Entre todo el medicamento que me recetaron, recuerdo el ciprofloxacino que es muy potente, pero tampoco me alivió. Luego llegué con otro doctor y me dio amikacina, estuve tomando muchas cosas pero nada me curaba. Al final otro doctor me dio unas ampolletas y me dijo, ‘si recaes ya no la cuentas’”.

¿Qué le dijeron los doctores al ver que no mejoraba?

“Mi hija y mi sobrina me llevaron a que me hicieran un estudio de los 45 elementos. Con los resultados en mano, el doctor prácticamente me dijo que ya estaba tronadita, que lo que yo tenía era la tifoidea provocada por una bacteria muy fuerte y me recomendaron que me fuera a una clínica para que me sedaran, porque ya tenía desecho el hígado y los riñones y ya no superaría la enfermedad.

“Mi familia lloraba mucho por mi complicado estado de salud. La verdad es que yo no pensaba si me iba a morir o iba a vivir, no pensaba en nada, sólo en lo mal que me sentía, me la pasaba acostada en la cama, sin moverme y con la mirada fija en el techo.

“Recuerdo que una de mis hijas ya desesperada me dijo, ‘mamá, tú de esto no te vas a morir, porque te vas a tomar la Tintura de Yerbas’, y así fue”.

¿Cómo es que su familia conocía la Tintura de Yerbas del Dr. Javier  A. Gómez de Alecos?

“Conocimos la Tintura de Yerbas en Tabasco. Mi hermana la tomó para la tos y la compuso bastante, ella también se la dio a mi cuñado para bajar sus niveles de triglicéridos y colesterol, siempre los tenía muy altos y nada se los controlaba, pero con la Tintura se niveló. Sabíamos que era buena, pero nos venimos para Veracruz y nunca la volvimos a tomar.

“Ya cuando la probé bien y comprobé que era buena, fue cuando me dio la tifoidea”.

¿Cómo empezó a tomar la Tintura de Yerbas?

“Mi hija empezó a darme la Tintura de Yerbas constantemente. Todos los días, varias veces al día, me la daba con un poquito de agua. Aunque yo no quería y me ponía difícil, me la seguía dando y yo la tenía que tomar. Gracias a eso me alivié. Me levanté de la cama cuando ya estaba agonizando”.

¿Por qué no se quería tomar la Tintura de Yerbas?

“Es que cuando me daban la Tintura, la olía y le decía a mi hija, ‘esto es jabón, no me lo voy a tomar’. Pero mis hijos me regañaban como a una niña y me la daban a la fuerza, se quedaban al pie de mi cama para que no la tirara y hasta que dejaba el vaso vacío se iban.

¿En cuánto tiempo desaparecieron los síntomas de la fiebre tifoidea tomando la Tintura?

“La Tintura de Yerbas es tan eficiente que los síntomas desaparecieron en muy poco tiempo. La empecé a tomar en octubre del año pasado y al mes ya andaba en la calle de nuevo.

“Las personas que me veían en la calle me decían, ‘¿Por qué tan rápido andas como si nada te hubiera pasado, si estuviste muy grave? Es muy pronto’. Yo les contestaba que gracias a la Tintura de Yerbas de Alecos yo me había recuperado y que me sentía muy bien y hasta algunas de las personas a las que les platiqué de este remedio natural, terminaron comprándola también para tratar sus enfermedades”.

Ya que se sentía bien, ¿qué le dijo el médico?

“Regresé al médico, me checaron y me hicieron estudios. El doctor me dijo, ‘ya está bien Luci, pero ya no se vuelva a enfermar’.

¿Usted ha recomendado a alguien más el uso de la Tintura de Yerbas?

“Una amiga y mi concuña también tenían tifoidea, por lo que les recomendé la Tintura de Yerbas, les dije a sus hijos que la compraran. Lamentablemente ellas no quisieron llevar el tratamiento Natural y fallecieron las dos, por eso es que doy gracias a Dios y a la Tintura porque estoy viva todavía, no me mató la enfermedad”.

¿Usted ha probado algún otro producto de Alecos?

“Claro, estuve usando la Tintura de Yerbas en Gel, porque me habían puesto muchas inyecciones y se me hacían unas bolas, de hecho ya no entraba la aguja porque cada que la metían, picaban una bola y me dolía mucho. Me empecé a untar la Tintura en Gel y desaparecieron.

¿Continúa tomando la Tintura de Yerbas?

La tomé constantemente octubre, noviembre y diciembre del año pasado , pero la sigo procurando ya que es muy buena para limpiar todos los órganos por dentro y porque no me quiero volver a enfermar.

Muchas gracias, señora Lucina por compartir su experiencia.

Gracias.

Esta entrada fue publicada en Fiebre Tifoidea y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a “La tifoidea casi acaba con mi vida, pero la combatí con un tratamiento natural a base de la Tintura de Yerbas y ahora estoy completamente sana”.- Lucina Villegas, 70 años

  1. Angel Banda dijo:

    Buenas tardes, gracias a Dios que la Sra. Luci se encuentre bien de salud, en donde puedo comprar en Monterrey la tintura de yerbas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *